Cachanilla y sinaloense, poesía de Cipriano Obezo Camargo

 

Poesía de Sinaloa

 

CACHANILLA Y SINALOENSE.

 

De: Cipriano Obezo Camargo

 

Navegando afligido en mi barca

puse velas al Norte y partí;

sin saber si habría calma o borrasca,

sin pensar que sería de mí.

Y al llegar al confín de la Patria

largué el ancla y las velas arrié;

levanté mi tienda en tierra hermana

y desde entonces ahí me quedé.

 

Mexicali: yo soy el viajero

que hace tiempo a tu suelo arribó.

Como tú me has querido te quiero

como también amo a Sinaloa,

que en mi infancia mi cuna meció.

 

Pasarón otros años, y siempre

partiré en dos alma y corazón.

¡puedo ser «cachanilla» y sinaloense !

al amparo del mismo pendón.

 

Pasarán otros años, y siempre

partiré en dos alma y corazón.

Puedo ser «cachanilla» y sinaloense

entonando esta misma canción.

 

 

Cipriano Obezo
Cipriano Obezo C., cuentista nacido en Angostura, Sinaloa, México

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *