Cariñosa acogida, cuento sinaloense

De: Antonio Pineda Gutiérrez «tónico»

No Hace muchos años, una candidata a diputada andaba en plena campaña y sus concentraciones esteban resultando un éxito. más que campaña, era un paseo triunfal.

: No obstante tanto éxito, todo quedó pequeñito cuando en un pueblo modesto ni mujeres ni niños se quedaron en el sus casas. Todo el pueblo acudió al mitin y la candidata se emoción tanto que, segura de la del que la emoción traicionaría y tal vez no contener pudiera el llanto, le pidió a uno de los miembros de su comitiva que le diera las gracias al pueblo por tan hermosa recepción.

Y el fulano de tal, miembro del Movimiento Juvenil Revolucionario, se trepo al camión que servia de templete y tribuna y desde ahí

Grito:

– Compañeros de partido: la candidata a diputada está tan satisfecha que les ofrece regresar tan pronto como pueda. Nunca le habían dado una acogida como esta.

Y de entre el montón de sombreros de palma, surgió una voz

anónima que dijo:

– Tenemos también pa ti, cabrón.

 

Tomado del libro; Entre Pujidos y Angustias, compiladores José María Figueroa Díaz y Nicolás Vidales Soto, Culiacán, Sinaloa, 1993.

 

 

Cuento sinaloense
Cuento de Sinaloa, Cariñosa Acogida

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *