Ecos de la Revolución Mexicana 10, frases, dichos y citas de sinaloenses

«Los mexicanos que durante varias generaciones no habían tenido oportunidad de figurar, ya por su pobreza, ya por aislamiento, ya por su ignorancia, ya por sus debilidades, en la aurora de la Revolución, reconfortados por el valor adquirido con un rifle al hombro y por su carácter templado en los fragores de la lucha armada, reclamaban un puesto en el Gobierno. Además, teniendo probadas las tentaciones del mando, siempre tan agradables al género humano, no podían retroceder en el designio de mandar. Los individuos hechos tenientes, o capitanes, o coroneles, o generales en medio del humo de la pólvora, a pesar de ser iletrados, o hijos de gañanes, pero de todas maneras mexicanos, querían ascender la siempre amable y fascinante escalera del gobierno. Una corriente ambiciosa que al hacer contacto con la intuición se convertía en un faro de luz para la gente del pueblo, abría un nuevo camino a la gente del pueblo de todas las edades, de todas las latitudes y de todos los orígenes».

José C. Valadés

Historiador y escritor sinaloense

 

Tomado del libro; Historia General de la Revolución mexicana, Valadés, José C., SEP Cultura, Dirección General de Publicaciones, Ediciones Gernika, México D.F., 1985.

 

 

Ecos revolucionarios
Ecos de la Revolución Mexicana, mural de Diego Rivera

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *