El Estado de Sinaloa en 1877

Testimonios de la historia de Sinaloa, México

 

EL ESTADO DE SINALOA EN 1877

 

Por: Eustaquio Buelna

 

De las producciones naturales.

Reino vegetal

Como el Estado tiene todos los climas, y á distancias bien cortas, á causa de la proximidad de la sierra al mar, puede decirse que sus tierras son capaces de toda clase de frutos. Interminable seria mencionarlos uno por uno; así es que nos fijaremos en los que más deban llamar la atención.

Una inmensa extensión de terrenos hay sin cultivo; los que se prefieren para las siembras son por lo común las vegas de los numerosos ríos que cruzan el territorio sinaloense, destinándose los altos para ranchos de ganado, no obstante que también entre ellos se encuentran muchos adecuados para el cultivo.

Las siembras son de temporal, y en los terrenos húmedos se hacen también de verano.

Es digno de notar, que habiendo tantas corrientes de agua, no haya canales de riego de alguna importancia; lo que es debido á que la gente de pocos ó medianos recursos es la que se dedica generalmente á esta industria, y los ricos emprenden por el comercio ó la minería, ramos en que no obtendrán siempre tantos y tan seguros beneficios como en aquel, y mas con la ventaja de la fácil exportación de los productos agrícolas que proporciona la configuración del territorio del Estado.

La base de su agricultura es la siembra del maíz, que proporciona alimento indispensable á la gran mayoría del pueblo, y que cuando abunda, por exceder del necesario para el consumo, se aplica á la ceba de animales. Se produce también en abundancia frijol, que es ahí igualmente artículo de primera necesidad, garbanzo, patatas, etc. El trigo comienza á cultivarse con éxito en el distrito de Mocorito, donde ya se ha establecido un molino por vapor, habiéndose surtido el Estado hasta hoy de las harinas de Sonora y otras partes.

Entre las frutas se produce la naranja con profusión, sirviendo el árbol no solo para explotarlo en los huertos, sino para embellecer las plazas públicas y aun los patios de casas particulares. Este último destino suelen tener también los plátanos, que se obtienen en abundancia, y asimismo se dan las ciruelas, los cocos en Mazatlan, y otra multitud de frutas.

La uva no es muy común, y creemos que el primer cultivador de la parra en grande escala, cosecharía ópimos frutos y haría un negocio muy productivo con la fabricación de vinos puros y legítimos.

Hay en ciertas porciones de la costa una fruta silvestre llamada pitahaya, de una de las varias especies de cactus, que por su dulzura y sus propiedades digestivas forma las delicias de los moradores de la misma, y aun se exporta á otros Estados convertida en pasta ó cajeta.

Esta fruta y la aguama, que se da con tanta espontaneidad en los campos, hace salir al indígena, a veces con su familia, del pueblo de su residencia, para mantenerse en los bosques semanas enteras con solo esos dones de la naturaleza.

Poco cuidado se tiene en sembrar plantas para pastos: á lo sumo se disponen potreros cercados en que crecen naturalmente las yerbas propias para alimento del ganado. El que mejor leche hace dar al vacuno, es la planta rastrera llamada golondrinera, que se produce con mas abundancia en el distrito de Mocorito, donde se fabrican los mejores quesos; el orégano crece espontánea y abundantemente en los campos del Fuerte, y contribuye á dar a la carne un gusto y olor agradables; el pasto seco que en Sinaloa se usa, es la hoja de la planta del maíz, que hecha la cosecha de la semilla, se corta y almacena para alimentar al ganado, especialmente al caballar.

En cuanto a maderas, hay de muchísimas clases: pino, que crece en la sierra y en los lugares altos; cedro, de que están llenos los bosques, sirviendo en casi todas las poblaciones para vigas, puertas y muebles de casas; el ébano, la caoba y el sabino, que tienen los mismos usos; la amapa, que se emplea mucho en vigas; el álamo, el sauz, tapincerán, palo fierro, brasil, mezquite, especie de acacia que da una goma como la arábiga; la palma, de cuya hoja se tejen esteras que llaman petates, y sirven para tendido de cama, fresco y ligero, de las gentes no ricas.

 

Tiene muchas especies de plantas, tanto medicinales como odoríferas; y entre las textiles, el algodón, que se cultiva en suficiente cantidad para abastecer las fábricas de manta del Estado; entre las tintóreas, el añil; entre las sacarinas, la caña, que solo se cultivaba para fabricar la panocha y ahora forma el objeto de una empresa azucarera en Culiacán; entre las oleosas, la higuerilla ó palma christi; entre las gomosas, la sangre de drago, el árbol de mezquite y el del hule; y entre las pulposas, la papa, el camote, etc., sin otras mas que dejamos de mencionar como menos notables.

La flora es rica: muchas flores silvestres permanecen como ignoradas, no obstante su bella forma, su fragancia y sus brillantes colores. Cubren los campos incultos los vistosos tabachines, matizados de amarillo y rojo; las coronillas color de rosa, que si son diadema para la cabeza de las bellas, en otro tiempo hubieran servido para coronar á los héroes y guerreros; y la de San Juan, que en Junio y Julio aparece cubriendo la copa de ciertos arbustos silvestres, flor que no muere del todo aun después de cortada y seca, sino que revive en su aroma y lozanía cuando se le echa en el agua.

En la primavera es frecuente ver las verdes faldas de algunos cerros matizadas de rosa y amarillo, colores que ostentan el amápa y nesco, cuando despojados de su follaje se visten una túnica de flores.

Cuenta asimismo con la planta del tabaco, que se cultiva bien en las costas, y con la del mezcal, semejante al maguey, á cuyo plantío se destinan los terrenos mas áridos y aun pedregosos, impropios para otras plantas, sacándose de él la bebida espirituosa que lleva el mismo nombre, la cual generalmente ha reemplazado á las demás bebidas del mismo género, por la pureza de su extracción, por sus virtudes higiénicas y porque no deja consecuencias desagradables en la cabeza ni en el estomago. De este aguardiente se hacen ya algunas exportaciones al extranjero.

En el plantío del café se están haciendo ensayos, del cacao, á pesar de su alto precio y del frecuente consumo que dé él se hace, aun no hay un solo vástago en el Estado, circunstancia que daría sumas ventajas á su primer introductor.

Unos de los motivos de atraso de la agricultura dependen de la comunidad en que se hallan muchísimos terrenos de particulares, á causa de su indivisión material durante muchas generaciones; así es que ahí se ven con frecuencia fincas cuyos dueños ó parcioneros son incontables. Los terrenos de comunidad pública se han estado desamortizando, y quedan pocos de estos, por reducirse á propiedad particular.

 

Reino animal

La cría de ganado vacuno es uno de los principales ramos de industria en el país. Se mantiene y multiplica bien en todo el; prospera en los distritos del norte. En el de Mocorito se fabrican los excelentes quesos tan famosos en todo el mundo, cuya bondad se atribuye en gran parte á la calidad de los pastos. En el del Fuerte se prepara una rica cecina, cuyo sabor se debe al orégano que comen las reses en el campo, donde se produce abundante y espontáneamente.

Sin embargo, de cuando en cuando hay espantosas mortandades, que atrasan la industria ganadera.

La cría de caballos está mas desarrollada en los distritos de Sinaloa y Fuerte.

La calidad generalmente boscosa de los campos no permite en el Estado numerosas crías de ganado lanar, y solo en los llanos de la costa se ven algunas partidas de él.

No cansaremos con la enumeración de las aves, cuadrúpedos, reptiles é insectos que hay en el Estado: baste decir que los hay de muchísimas clases, y que entre las aves canoras descuellan el cenzontli y el canario, entre las de bello plumaje el precioso chuparosa, entre las parlantes el catarino, perico sumamente pequeño; entre los anfibios el caiman, que abunda en las lagunas y los rios, entre las fieras, el tigre y el leopardo que perjudican al ganado y suelen cazarse por un solo hombre con ayuda de una lanza ó de perros enseñados; entre los insectos, la hormiga arriera ó mochomo, notable por el destrozo que causa en los jardines y sementeras y su inquebrantable tenacidad.

Entre los innumerables objetos de pesca, existe la ballena, que se pesca en el golfo, y aun se han visto algunas en la bahía de Altata; el grande y rico ostión que en inmensos bancos se produce en las aguas de dicho puerto; el afamado camaron de Chametla.

 

Reino mineral

El ramo de minería constituye uno de los principales elementos de riqueza del Estado, no solo porque este posee en su territorio muchas y ricas minas, sino también porque las platas de las que se hallan situadas en la parte de la Sierra Madre Occidental, perteneciente á los Estados de Durango y Chihuahua, frente á los límites de Sinaloa, fomentan el comercio de este mas que el de los otros, debido á la posición de dichos minerales en las laderas occidentales de la expresada cordillera, á la consiguiente facilidad con que cambian sus productos mineros por los agrícolas del Estado limítrofe y á que por los puertos de este tiene que hacerse la exportación de las piedras minerales y pastas de plata y oro.

Hay minas de cobre, plomo, estaño, azogue y otros metales, pero poco se explotan, con excecpcion de las de cobre en el distrito del Fuerte, y de las de azogue que ya empiezan á beneficiarse con motivo de la carestía que sufrió este metal que nos venía solamente del extranjero.

Las de oro y plata han sido siempre y son todavía de preferente explotación, y no pudiendo mencionar todas las que existen en el Estado, nos contentaremos con hacerlo respecto de las más notables.

La del Tajo es una de las más famosas, ubicada en la ciudad del Rosario. Su descubrimiento fué hecho por un campesino, llamado León Rojas que corriendo una res en el monte, sintió que se le rompía el rosario que llevaba al cuello y se apeó del caballo para recoger las cuentas, mas no pudiendo hacerlo por la oscuridad de la noche que ya entraba, determinó pernoctar ahí mismo para juntarlas al otro día, hizo lumbre para pasar la noche y el amanecer del 4 de Agosto de 1655 vió una plancha de plata que el luego había fundido.

Se dió un tajo a la loma hasta donde la veta se clavó en tierra, y por eso la mina fué llamada del Tajo; así como el Real se llamó del Rosario; porque esta prenda dió ocasión al hallazgo de la mina.

La boca de esta, las oficinas y máquinas de beneficio están a orillas de la población, pero sus labores avanzan por debajo de las casas y del templo. Es remarcable que la mina se encuentra en terreno piano, y las serranías estan distantes.

Después de haber dado grandes riquezas y estado abandonada posteriormente muchos años, se halla ahora en explotación por una compañía americana, que ha traído máquinas de vapor para expeditar el laboreo y el beneficio de los minerales, siendo esta negociación una de las mejor montadas en el país.

En el mismo distrito está la de Plomosas, que ahora dá abundantes frutos.

En el distrito de Concordia existen los reales de Pánuco, Copala y Zaragoza, con varias minas que están en explotacion. Dichos reales estuvieron en bonanza en otros tiempos.

En el distrito de San Ignacio hállase el real de San Vicente, con minas en actual trabajo, y en el mismo se encuentran las del Candelero y del Chilar, que hace poco tiempo eran nombradas por sus cuantiosos productos metálicos.

Puede decirse que el distrito de Cosalá es esencialmente minero, pues la parte alta del mismo está cruzada por multitud de venas metálicas, en cuya explotacion se emplea una gran parte de sus habitantes.

Ahí se encuentra el asiento de minas de Guadalupe de los Reyes, donde, entre otras existen las famosas de la «Estaca» y «Descubridora».

Esta última fue hallada el 12 de Diciembre de 1800 por unos individuos que buscaban vetas y colmenas; y habiéndola vendido á D. Francisco Basilio Iriarte, fueron el 6 de Enero siguiente á enseñársela por lo cual y en consideración á las fechas citadas se dió al mineral el nombre de los santos que en ellas se celebran, así como a la mina el de «Descubridora».

Se trabajó por sus dueños, que eran varios, hasta 1824, en que quedó casi enteramente suspendido su laboreo, formando después un cuerpo virtual con la mina de la «Estaca».

Esta se registró en 1804 por D. Francisco de Iriarte, hijo de D. Francisco Basilio, sobre la misma veta de la «Descubridora», al Oriente y á remate de sus medidas, donde estaba clavada una estaca, de cuya circunstancia le vino el nombre que tiene.

Al principio se trabajó por tres socios, pero la pobreza de sus frutos ahuyentó á dos de ellos, quedando de único dueño el Sr, Iriarte, quien gastó sin desanimarse todo su capital y el de su esposa y se vió sujeto á mil privaciones.

Las leyes de los metales eran en ese tiempo de tres a cuatro onzas la carga y con poco oro, pero fueron aumentado gradualmente hasta ocho, y en tal estado se mantuvieron por algunos años hasta el de 1816 en que se produjo una bonanza, que duró algún tiempo, sabiéndose que en el de 1830 y otros posteriores daba el ensaye mas de un millon de pesos anuales, sin contar los oroches.

Cuando la mina en 1835 á 1836 se trabajó con poca actividad, produjo un millon doscientos mil pesos, con un gasto de cuatrocientos diez y ocho mil, y solo las labores de la Luz y los Cuates produjeron desde 1835 a 1836 tres mil marcos de oroche con ley de dos mil á dos mil quinientos granos de oro, el marco.

Sin embargo de esto, sus dueños fueron en 1838 concursados por deudas, y perdieron la posesión y manejo del negocio, que no llegaron á recobrar hasta 1869.

Esta mina ha sido ocasión de escandalos y trastornos en el Estado, de discordia entre numerosas familias y de procedimientos abusivos contra sus dueños. Hoy se avia y explota de cuenta de estos por una casa rica de Mazatlan, que ha dotado el negocio de las máquinas necesarias para el mejor y mas pronto aprovechamiento de sus frutos.

En el propio distrito esta la negociación de minas de San Jose de las Bocas, que daba buenos rendimientos a sus dueños, pero que ahora se halla en mal estado a consecuencia de litigios promovidos sobre el propio negocio.

También existe el real de Santa Cruz, á la derecha del rio de San Lorenzo, y muchos otros pequeños que seria prolijo enumerar.

Pocas minas posee el distrito de Culiacan; pero entre otras cuenta con la del Chichi, á menos de dos leguas hacia el sur de aquella ciudad, explotada hoy por una compañía formada de vecinos de la misma, y cuyos rendimientos aun no pueden ser conocidos, porque sus trabajos actuales son preparatorias, las de San Lorenzo, á la orilla del rio de su nombre, en uno de los caminos de Mazatlan á Culiacan, situadas en terreno completamente llano; y la de Palo-Blanco de la que Gamboa en sus comentarios á las ordenanzas de minas hace mención como rica, y estubo abandonada durante mucho tiempo, hasta que en estos ultimos años se trabajó de nuevo, pero ha vuelto a ser abandonada. La Quebrada Honda tuvo hace pocos años una bonanza de oro, pero hoy dia no se explota.

En el distrito de Badiraguato existen muchos reales de minas, entre ellos los de Santiago de los Caballeros, San Cayetano, Tepeaca, San Luis Gonzaga y San Javier, el último de los cuales las tiene en la actualidad en muy buen estado.

El de Mocorito tiene el real de San Benito, cinco leguas al Este de la cabecera. En Bequillos ha llegado a recogerse oro de placer, pero no se explota, a pesar de que el aspecto del terreno es aurífero.

En Sinaloa hay el real de San José de Gracia, cuyas minas tienen ley de oro; la negociación de la Joya, bien montada y últimamente en buenos frutos; los Cáreamos, Bacubirito y el Mapiri, habiendo en el cerro de este nombre placeres de oro que se explotan por intermitencias y que contribuyen con las arenas auríferas que arrastran las lluvias, á la formación del lecho del rio de Sinaloa y arroyo de Bacubirito, que se supone encierran ahí grandes riquezas.

Por último, en el Fuerte están Sivirijoa, hoy abandonado, y los placeres de Yecorato, en que los trabajos han sido en otro tiempo interrumpidos por los desórdenes revolucionarios.

En Culiacán hay establecida una casa de moneda, construida hace como cuarenta años por el Estado, movida por máquina de vapor. Comenzó sus trabajos en 1846, y desde esa fecha hasta el ano presente ha acunado más de 28 000 000 de pesos.

Desde la fundación de dicha casa de moneda, la acuñacion y por consiguiente la minería ha ido progresando en Sinaloa, notándose sin embargo que en los anos de 1861 a 1866 tuvo el quebranto consiguiente á la guerra extranjera, en 1868 el que debió producir la alarma e inseguridad por la extracción de 70 000 pesos que de la mencionada casa hicieron los pronunciados contra la elección del general Rubí, y desde 1872 á la fecha el debido á la libre exportacion de piedra mineral.

Los derechos de acuñacion de plata en el año fiscal de 1873-1874 importaron $ 33 498; los de la de oro $ 20 883; por todo $ 54 381. En el año de 1876-1877 la acuñación de oro y plata produjo $ 59 830.37.

La moneda de cobre en cuartillas que circulaba por valor de más de doscientos mil pesos, se acabó de amortizar en 1874 y 1875 con $ 154 020.18, que el gobierno federal gastó en remates y arreglos particulares, además de las ventas del timbre que se hicieron á la par con motivo de los amparos concedidos por jueces federales, y de las cantidades que amortizó el fisco del Estado por sus disposiciones legales y amparos contra las rentas. Hoy circulan centavos de cobre acunados por disposición del gobierno federal.

 

Industria, comercio, vías de comunicación é itinerarios generales

La industria agrícola, ganadera y minera en Sinaloa se hallan en el estado que hemos dicho en el capítulo anterior. Esta última es en la actualidad la más desarrollada, pues además de satisfacer las exigencias de la circulacion, produce lo necesario para exportar más de dos millones y medio de pesos. Pero la industria de mas espectativa es la agrícola, por la extension de los terrenos explotables, multitud de rios con que pueden regarse, seguridad de los productos que pueden obtenerse y cuantía de las utilidades que pueden lograrse.

La industria manufacturera cuenta con tres fábricas de hilados y tejidos de algodón; una en Culiacán, otra en Mazatlan y otra en Villa-Union, en las que se fabrican mantas que poco mas ó menos cubren las necesidades del consumo, y casi no hay ya introducciones de este género de fuera de Sinaloa.

La fábrica de Culiacan, con cerca de ochenta telares que tiene, rinde como treinta mil pesos de utilidades líquidas al ano. En ella se han fabricado también driles de algodón, tohallas, rayadillo y otros artefactos de labor.

Hay en Mazatlan dos ferrerías movidas por vapor, cuatro imprentas, dos establecimientos fotográficos, varias fábricas de fósforos, dos de sombreros de fieltro y de seda. En Culiacan hay tres imprentas. Además de las curtidurías de baquetas ordinarias en varios lugares del Estado, hay una en el Recodo (Mazatlan) en que se fabrican tan buenas como en el extranjero, y en Villa—Union se preparan becerrillos para calzados, y cueros de caiman de que se hacen hermosas botas.

Pocos y de menor importancia son los demás artículos de la industria sinaloense, si se exceptúa el corte de brasil, de que todavía se hace alguna exportacion, y que hace pocos años era ramo de especulación muy productivo; el corte de maderas finas y de construccion, pieles de varias clases que se exportan; carnes conservadas, que también forman un ramo de exportacion; aguardiente mezcal y otros varios productos agrícolas y de oficios comunes.

El comercio exterior que se hace por el puerto de Mazatlan es de alguna importancia. En el año fiscal de 1872 a 1873 recibió mercancías extranjeras por valor de $ 3 003 112, siendo su valor de plaza $ 3 794 034, y los derechos de importacion $ 621 757. La exportacion en el propio año fue de $ 2 726 100; y puesto que $ 2 539 937 fueron en oro y plata, se deduce que solo $ 186 163 importaron los demás artículos del país exportados, de los cuales $ 64 000 fueron de piedra mineral, $ 58 000 de pieles finas, $ 26 000 de cueros de otras clases, $ 4 500 de brasil, y así de otras cosas.

En el año fiscal de 1873 a 1874 los derechos de importacion ascendieron á $ 819 514; en 1876-1877 á $ 1 121 884.66. Los derechos de exportacion del oro y la plata, que en el primero de dichos años importaron $ 84 288, acusan una extraccion de metales preciosos por valor de $ 1 820 810. Los derechos de exportacion de las mismas especies en el segundo se elevan a $ 98 041.95. Los ingresos en 1872 sumaron $ 344 947.

No es solo el Estado de Sinaloa el que consume los efectos extranjeros importados por Mazatlan. En años pasados era dicho puerto el centro comercial que surtia á Sonora, Chihuahua, Durango, Jalisco y aun á Zacatecas; pero la importancia que fueron adquiriendo las expediciones mercantiles por Manzanillo, San Blas y Guaymas, y más que todo la facilidad del comercio con México á consecuencia de la baratura de los fletes por el ferrocarril de Veracruz, han reducido la demarcacion comercial de dicho puerto al mismo Estado de Sinaloa y á ciertas zonas colindantes de los limítrofes.

La baratura de los fletes de Veracruz al centro de la República añadida á la que proviene de la distancia de Europa al golfo de México, mucho menor que al Pacífico, hará que el comercio de occidente vaya decreciendo, a menos que se establezcan derechos diferenciales para equilibrar los precios en las plazas comerciales de ambas costas.

Se recibian antiguamente lo que se llaman expediciones, tanto de China como de Europa; pero desde que San Francisco de California ha absorbido el comercio del Asia, ya no vienen directamente á Mazatlan mas que expediciones europeas cada ano en buques de vela que hacen una travesía de cuatro ó seis meses, doblando el cabo de Hornos; ó bien se reciben mensualmente por los vapores de la línea del Pacífico cortas partidas de efectos europeos, americanos ó asiáticos.

EI comercio directo con el Asia, que hemos dejado completamente en manos de los americanos, seria un elemento de prosperidad para las costas mexicanas del Pacífico, trayendo de aquella region, en menos tiempo que de Europa, preciosas y baratas mercancías á trueque de nuestra moneda, que ahí gozaría de toda su estimación en provecho de los comerciantes de la República.

Los principales artículos de importacion en el puerto de Mazatlan durante el año fiscal de 1872-1873 con su valor de plaza, segun los datos publicados por el Ministerio de Hacienda, fueron los siguientes:

III

Aguardiente $ 36 356

Azogue 135 076

Azucar refinado 91 348

Becerrillos y charoles 18 467

Calcetines y medias 33 302

Cacao 13 987

Café 86 473

Cerveza 46 679

Esencias 43 226

Harina de trigo 52 160

Lencería (aproximadamente) 1419 207

Loza y porcelana 54 401

Ropa hecha 5 386

Velas esteáricas 130 626

De sebo 18 761

Vinos 419 227

Un gran número de los artículos mencionados pudiera producirse sin dificultad en el Estado.

El comercio interior debe ser sin duda mucho mas importante que el exterior, pero no tenemos actualmente datos para fijar ni aun aproximadamente su importe. Solo sí diremos, que por Altata entran más de 30 000 bultos de mercancías nacionales y nacionalizadas, á repartirse en los distritos y Estados vecinos; y que hecho el cálculo del expendio del mescal por la iguala que paga, se infiere que se fabrican á lo menos 10 000 barriles de ese aguardiente, con un valor de 120 000 a 150 000.

Los lugares de mas activo consumo, á donde van de preferencia á venderse los efectos elaborados en el Estado, son Mazatlan y Culiacan, plaza comercial esta de mucho porvenir, situada casi en el centro del territorio sinaloense, y á donde confluyen muchos caminos aun de los Estados vecinos. A estas plazas hay que agregar los minerales que bordean las faldas de la sierra, especialmente cuando están en bonanza.

Sinaloa comercia activamente con Sonora, donde compra la mayor parte de las harinas que consume, con Durango, de donde saca zarapes, y con Guadalajara, Leon y aun México, donde se surte de multitud de mercancías que llevan la denominación especial de efectos del país.

El medio de comunicacion mas frecuente y mas barato entre Mazatlan y el norte del Estado, especialmente para la conduccion de mercancías, es la navegacion por su extensa costa en buques de vela, muchos de los cuales se construyen en los astilleros del mismo.

Para dar una idea del movimiento marítimo en los puertos de esta parte de la República, diremos que en el año fiscal de 1873 a 1874 el número de registros de cabotaje en Mazatlan fué de 268, en Altata de 69, y en Navachiste de 64. El número de buques salidos para puertos extranjeros, conduciendo efectos nacionales, fué: de Mazatlan 82, de Altata 9, de Navachiste 1. El número de buques extranjeros entrados en Mazatlan fué de 76.

En el año de 1874 á 1875 hicieron el comercio de cabotaje 231 buques nacionales en Mazatlan de 1° de Julio hasta el 2 de Junio; 38 en Altata hasta el 25 de Febrero, y 64 en Navachiste hasta el 28 de Abril. Los buques que han salido para el extranjero conduciendo efectos nacionales fueron: de Mazatlan, hasta el 4 de Junio, 88; de Altata, hasta el 22 de Marzo, 10. Los buques extranjeros llegados al primero de dichos puertos hasta el 1° de Junio, 86.

No tenemos datos del puerto de Bacorehuis.

Hay camino carretero de uno á otro confin del Estado, y se han establecido líneas de diligencias que lo recorren en toda su longitud, pasando por todos los distritos, con excepcion de Badiraguato, aunque no toca á las cabeceras de los de Concordia, San Ignacio y Cosalá. Había una línea trasversal de diligencias de Mazatlan á Concordia, otra de Culiacan al puerto de Altata, y estaba para establecerse otra luego de Culiacan á Tamazula (Durango) y otra mas que uniese á San Ignacio con el camino carretero principal en el rancho del Limon; pero estas empresas se han paralizado con motivo de los sucesos del país.

Las diligencias dejan de correr en cosa de cuatro meses del año que dura la estación de las aguas, pues los caminos se ponen intransitables para carruajes, á causa de que no están compuestos como corresponde.

Generalmente se hace á lomo de mulas el transporte de mercancías; sin embargo, es muy frecuente el tráfico de carros en los caminos de los puertos al interior.

La vía principal del Estado corre por toda la longitud del mismo, poniéndolo en comunicacion con Jalisco y Sonora. Fué medida con troqueámetro por la Comision que pasaba á fijar los límites entre México y los Estados Unidos, y produjo el siguiente itinerario, que en algunos trechos se desvía del camino nacional, pero procuraremos hacer las debidas rectificaciones.

 

Itinerario de la Concepción a Mazatlan

De la Concepción (pueblo en la orilla Totales

derecha del rio de las Cañas)

————————————————————————————Distritos Parciales  /   Totales

A Piedra Gorda (rancho)                                                    7.77         7.77

A Calihuey (rancho)                                                             0.58          8.35

A Piedra Agachada (rancho)                                            0.52          8.87

A Escuinapa (villa)                                                               6.53          15.40

 

Distritos Parciales        Totales

A Lázaro (rancho)                                                                2.96           18.36

A Rosario (ciudad en la orilla derecha del rio

Baluarte)                                                                                  2.25           20.61

A Potrerillo (rancho)                                                          2.96           23.57

A Aguacaliente (pueblo)                                                   5.74           29.31

A Santa Fé (rancho)                                                            0.83           30.14

A Villa-Union (villa en la orilla izquierda del

rio del Presidio)                                                                    3.04           33.18

A Urias (rancho)                                                                   4.52           37.70

A Palos Prietos (*)                                                                1.65           39.35

A Mazatlan (ciudad y puerto)                                          0.30          39.65

Itinerario de Mazatlan a Culiacan

De Mazatlan á Palos Prietos                                              0.30          0.30

á Venadillo (rancho)                                                            1.77          2.07

á Habal (rancho)                                                                    1.90          3.97

á Potrero (rancho)                                                                1.23          5.20

á Camacho (rancho en la orilla izquierda

del arroyo del Quelite)                                                        3.67         8.87

á Quemado (rancho en la orilla derecha,

hacia arriba)                                                                            1.78         10.65

á Quelite (rancho id. id. id.)                                              0.71         11.36

á Limón (rancho)                                                                  5.77         17.13

á Coyotitan (pueblo)                                                           2.56          19.69

á Piaxtla (hacienda en la izquierda del rio

de su nombre)                                                                        2.28          21.97

á Piaxtla (rancho en la derecha del mismo rio)        0.92         22.89

á Elota (pueblo en la orilla derecha del rio Elota)   3.07         25.96

á Agua Nueva (rancho)                                                      4.74          30.70

á Guasimas (rancho)                                                           0.51           31.21

á Tepehuaje (rancho)                                                          0.70         31.91

* El dique del Infiernillo evita hoy el rodear por Palos Prietos.

 

…………………………………………………..Distritos Parciales / Totales

á Vinapa (pueblo)                                                                 5.09          37.00

á Abuya (pueblo)                                                                  1.71           38.71

á Higuera de Abuya (rancho)                                          1.60           40.31

á Tacuichamona (pueblo)                                                 3.11            43.42

á San Lorenzo (mineral en la orilla dere

cha del rio de su nombre)                                                 2.60           46.02

al Salado (rancho a orillas del arroyo del Viche,

que se une al S. Lorenzo en Huinacastle)                    2.20          48.22

á las Milpas (rancho)                                                           1.36           49.58

á Pueblo Viejo (rancho)                                                     0.66          50.24

al Carrizal (rancho)                                                              1.59           51.83

á Culiacan (ciudad, capital, en la izquier

da del rio de Culiacán)                                                        6.93           58.76

 

Itinerario de Culiacan al limite con Sonora

De Culiacan á Mucurimi (rancho en la dere

cha del Humaya)                                                                    1.55          1.55

al Platanar (rancho)                                                             0.84          2.39

á San Pedro (pueblo á la izquierda del Humaya)     2.37          4.76

á Sauceda (rancho en la derecha del mismo rio)     1.12           5.88

á lo de Verdugo (rancho id. id.)                                      0.84          6.72

á Tahuitole (rancho)                                                            2.91           9.63

á Aguapepe (rancho)                                                            2.25          11.88

á Montelargo (rancho)                                                        2.51           14.39

á los Toldos (salina)                                                              1.16           15.55

á Cupira (rancho)                                                                   3.50          19.05

á Limon (rancho)                                                                   3.24           22.29

á Ilama (rancho en la orilla del rio de Mocorito,

distante una legua de su desembocadura

en la ensenada de Saliaca)                                                  4.37          26.66

á Pitahaya (rancho)                                                               3.00         29.66

 

…………………………………………………..Distritos Parciales  /  Totales

al Caiman (rancho en la orilla izquierda

del rio de Sinaloa, distante como dos le-

guas de su desembocadura en el mar)                           4.80         34.46

al Chino (rancho cercano a la orilla dere

cha del mismo rio)                                                                 0.78         35.24

á Babarasa (rancho y embarcadero)…                          3.45          38.69

á Tupabampo                                                                           2.82          41.51

á Zaratajoa (rancho)                                                             2.65          44.16

á San Joaquín Corerepe (rancho)                                    4.75         48.91

á Baturi (rancho)                                                                    3.01          51.92

á las Vacas (ranco)                                                                3.17          55.09

á Mochicahuy (pueblo en la orilla izquierda

del rio del Fuerte)                                                                  4.85          59.94

á Charay (rancho en idem)                                                 3.21          63.15

á Buitajaque (rancho en idem)                                          2.23         65.38

á Sivirijoa (pueblo en idem)                                               1.17         68.55

á Teculiia (rancho en idem)                                               1.22          69.77

á Tehueco (pueblo en idem)                                              2.03         71.80

al Fuerte (villa en idem)                                                      4.65         76.45

á la Galera (rancho en la derecha del mismo rio)     0.80        77.25

al Mezquite (rancho)                                                             4.67        81.92

al límite de Sonora, en la unión de los

arroyos de Casanate y Tapizuelas.                                  2.53         84.45

 

Estos itinerarios solo se desvian, entre Culiacan y Fuerte, del camino nacional que corre á lo largo del Estado, pero por ellos puede calcularse bien la distancia entre dichas dos poblaciones; porque deduciendo de la 76.45 leguas que en el itinerario aparecen entre ellas, 6.72 que hay de Culiacan á lo de Verdugo bajando por el Humaya hácia la costa, y 16.51 subiendo de Mochicahuy al Fuerte por el rio de este nombre, quedan 53.22 leguas de longitud en el camino que llaman de la costa, mas ó menos paralelo é igual en extension al nacional que pasa por Mocorito y Sinaloa.

La distancia que vulgarmente, y aun en los itinerarios oficiales, se ha señalado entre Culiacan y el Fuerte, es de 80 leguas; entre Culiacan y Mazatlan, de 90; entre Mazatlan y Rosario, de 27. Pero por lo visto en el de la Comision de límites, las distancias indicadas quedan reducidas á sus dos terceras partes; y en general puede decirse, que igual suerte deben correr todos los itinerarios del Estado para que expresen las verdaderas distancias, según se ha podido calcular en varios casos.

El camino que sigue la línea principal de diligencias se separa del anterior en varios trayectos, y es ahora más frecuentado, aunque mas largo. En el de Mazatlan a Culiacan se desvia en las Higueras de Abuya hácia la izquierda, tocando á Quilá, y llega á Culiacan, donde se junta con el camino ya descrito. De ahí se separa de nuevo, pasando por el Limon, Pericos y Bacamacari, se junta otra vez con el camino recto en el Palmar, siguiendo por Mocorito, Sinaloa y Ocoroni, en cuyo último punto tuerce á la izquierda por Mezcales, San Blas, Sivirijoa y Tehueco, hasta llegar al Fuerte.

Hay telégrafo desde México hasta Mazatlan, y el Estado ha construido un ramal que liga á Mazatlan con el Rosario, y está en vía de construccion otro de Culiacan a Cosalá.

 

Instruccion pública, razas, idiomas y religion

En principios de 1875, la instruccion pública primaria estaba tan generalizada en el Estado, que habia mas de 280 escuelas, con mas de 9 000 alumnos de ambos sexos que asistian á ellas, y un costo anual como de 60 000 pesos, habiéndose establecido la mayor parte á consecuencia de la visita que en dicho año y en el anterior había hecho á los pueblos de su mando el gobernador constitucional D. Eustaquio Buelna.

Habia, pues, una escuela por cada 571 habitantes, 32 alumnos por término medio para cada escuela y por cada 18 habitantes un alumno; lo que colocaba á Sinaloa en el sétimo lugar entre los Estados de la República por lo relativo á instrucción pública.

La enseñanza es obligatoria, y se imponen penas no solo á los padres y tutores que no envían á la escuela á sus hijos y pupilos, sino á las autoridades de las poblaciones que no tienen establecimientos de enseñanza primaria, pues para que no aleguen excusa, la ley les da el poder necesario para reunir á los vecinos y acordar con ellos el nombramiento del preceptor, la fijación del sueldo y la derrama de su importe y demas gastos entre ellos, asi como para verificar el cobro y exaccion de las cuotas.

De esta manera, los pueblos mismos tienen cierta independencia administrativa en este ramo, cuyo manejo seria embarazoso é ineficaz para la autoridad central, la cual solo ticen que vigilar que haya escuelas en los lugares que la ley ordena, y de la clase que ella previene, bajo multas á la autoridad responsable.

Está ordenado que haya cuando menos una escuela en cada celaduría, que es la última subdivision politica. De manera que habiendo mas de 500 celadurías y como 100 alcaldías, tendrian que establecerse 600 escuelas, cuyo objeto se estaba alcanzando con prontitud en la época indicada; pero ignoramos ahora el estado que guarda este importante ramo de la administracion pública.

Los mismos preceptores de instruccion primaria deben dar lecciones nocturnas á los adultos y á los niños que no pueden asistir de dia, prevencion que comenzó a cumplirse en algunas escuelas.

La instruccion secundaria se da en el Colegio Rosales, fundado por el gobierno en Culiacán en 1874, en el cual han comenzado á enseñarse las materias que designa el plan de estudios, y que terminan en las carreras de abogados, médicos, ingenieros, etc.

En el Seminario de Culiacán, abierto el 8 de Octubre de 1838 por el benéfico Obispo Dr. D. Lázaro de la Garza y Ballesteros, se educa á los ministros del culto católico, pero de su seno han salido ya rauchas personas ilustradas, aun sin pertenecer al estado eclesiástico.

En Mazatlan hay otro colegio civil sucursal del de Culiacan, en que se enseñan principalmente las matemáticas. También existe ahí la escuela náutica bajo los auspicios del Ayuntamiento. Y florece bajo el cuidado de una señora bien acreditada el colegio Independencia, destinado á la educación secundaria de niñas.

Tocante á razas, habia en Sinaloa multitud de tribus que seria difícil clasificar de una manera precisa: sin embargo, parece que todas ellas tuvieron un mismo origen, si hemos de juzgar por los idiomas que usaban.

Por una parte las inmigraciones, que afectaban á unas localidades mas que á otras; por otra el cruzamiento de las razas y aun el aislamiento de algunos pueblos entre sí, segun la condicion física de las regiones, debieron naturalmente producir tanta diversidad de tribus como habia, y la variedad de idiomas y dialectos que se hablaban en la comarca.

La raza azteca fué la mas numerosa, la que ocupaba la mayor porción del actual territorio del Estado, la mas civilizada y la que por lo mismo influyó mas en la modificación de las otras razas y de sus dialectos, puesto que su idioma servia de medio de comunicacion entre todas las tribus. Debido á esto, el propio idioma sufrió tambien algunas, aunque pequeñas alteraciones, que lo colocan en la clase de dialecto del azteca puro.

En el rio del Fuerte habitaban las que se expresan á continuacion:

Los Huitis, «flecheros», cuya reduccion á vida regular dió origen al pueblo de Huitis, que se fundó en la junta del rio de Chínipas con el del Fuerte.

Los Zoes, que reducidos por los misioneros, poblaron á Choiz, nombre degenerado de la tribu.

Los Baimenas, con los cuales se formó la mision y pueblo de Baimena.

Los Sinaloas, los mas numerosos, fuertes y bien formados de los indígenas de esta parte del país, que fundaron á Vaca y Toro y probablemente á Sinaloita, que tal vez seria su principal residencia, designándola con el diminutivo para distinguirla de la villa de Sinaloa, fundada con españoles y sinaloas en la derecha del Petatlan. Por ser esta la tribu mas notable, dió su nombre á la provincia, y en un principio tambien al rio Zuaque, en cuyas márgenes vivia la mayor parte; pero despues se aplicó dicho nombre al otro rio, tomándolo de la villa castellana que se habia levantado en sus orillas.

Los Tehuecos vivian donde hoy está la villa del Fuerte y los pueblos de Tehueco, Sivirijoa y Charay, y con hombres de esta tribu se fundó la antigua villa de Carapoa.

Los Zuaques habitaban rio abajo en Mochicahuy y San Miguel.

Los Ahómes vivian pocas leguas más abajo de los zuaques, hasta el mar; vinieron del Norte junto con los Zoes, con quienes conservaron buena amistad, á pesar de ocupar lugares distantes.

Los Vacoregues moraban en las playas y en los médanos, y reducidos fundaron un pueblo cerca de Ahome, que suponemos seria ó estaría cerca del puerto que hoy conocemos con el nombre de Bacorehuis.

Los Batuearis estaban á tres leguas de Ahome, y se reunieron á este pueblo, solicitados por los jesuitas para que abandonasen su vida vagabunda.

Los Comoporis existían en una península, á siete leguas de Ahome, que seria tal vez la puerta de San Ignacio.

Los Ocoronis habitaban las orillas del rio de su nombre.

Los Yecoratos, de la familia de los Zoes, se encontraban más arriba en el propio rio.

Sobre el rio de Sinaloa vivian:

Los Guazaves, habitadores de San Pedro de Guazave y de Tamazula.

Los Nios, un poco mas arriba.

Los Pimas mas arriba, en el pueblo de Bamoa, fundado por los indios de esa nacion que vinieron con Cabeza de Vaca, cambiándose probablemente con el tiempo el nombre de Apucha o Popuchi, que tenia en un principio el pueblo, en el de Bamoa, que era el de la tribu aborígena que ahí vivía, y cuya denominacion aun conserva.

A continuacion los Sinaloas, con quienes se fundó la villa de este nombre, tribu que por su número se extendia de uno á otro rio.

En seguida está Opochi á distancia como de media legua rio arriba, pueblo que por su nombre conjeturamos ser uno de los llamados Popuchi ó Apucha, fundados por los indios Pimas que vinieron acompañando á Cabeza de Vaca.

Después los Ohueras, compuestos de Ohueras y Cahuimetos, quizá de esta tribu viene su nombre al punto llamado Huera, pues reconoce mas ó menos la misma ubicacion.

Siguen los de Bacubirito, que eran indios congregados de cuatro parcialidades.

Los Chicoratos, Basopas y Chicuras, moradores de Chicorato y San Ignacio de Chicuris.

Los de Mocorito, que con los de Bacubirito, componian el décimo y último partido de los en que estaban divididas las misiones de Fuerte y Sinaloa, y eran congregacion de cuatro parcialidades.

En la provincia de Topia, que comprendia casi toda la Sierra Madre, con sus laderas occidentales, habia las razas siguientes:

Los Acaxees habitaban el que es hoy partido de Tamazula, Estado de Durango; en Sinaloa solo habia de esta raza los pueblos de Bamopa y Soyatlan, que entendemos será el pueblo de Soyatita.

Los Tebacas ocupaban casi todo lo que es hoy el distrito de Badiraguato, cuyas misiones formaban dos partidos, el primero de los cuales se componia de los pueblos situados á orillas ó á inmediaciones del rio de Badiraguato, y el segundo de los situados á las del arroyo de Atotonilco, y del rio Humaya hasta Cariatapa. Esta tribu era del mismo tronco que los Acaxees, los cuales formaban el tercer partido de las misiones de Topia.

Los Xiximes, la tribu mas bárbara y brutal entre las que pisaban el suelo sinaloense, vivian en las partes mas inaccesibles de la sierra, perteneciendo en realidad á Durango, aunque á Sinaloa corresponden de esta raza los pueblos de Santa Polonia, San Ignacio, San Gerónimo, San Juan y San Francisco Cabazán.

Los Hinas, familia nacida del tronco de los Xiximes, habitaban en las márgenes del Piaxtla; fundaron á Guaimino, que era su primer pueblo, Iztlan, después San Francisco Javier, y Queibos, llamado por los mexicanos Quilitlan, que tal vez sea el punto que hoy llamamos Quelite, sobre el arroyo de este nombre.

Los Sabaibos ocupaban algunos pueblos del San Lorenzo, como San Ignacio Otatitlan, Piaba, Alayá y Quejupa.

Por último los Tepehuanes, que ocupaban la parte céntrica del Estado de Durango, tenían en Sinaloa los territorios cercanos á las fuentes de los rios Cañas, Baluarte y Sinaloa.

El Norte y el Oriente del Estado pertenecían, pues, á razas diferentes de la azteca, la cual ocupaba el resto; esto es, el centro, el Sur y la Costa; pero no por esto dejaba de influir como raza mas civilizada en las otras ya mencionadas.

La conquista y dominación españolas amenguaron bajo todos respectos las razas indígenas, que ya casi desaparecen en Sinaloa. Solo quedan algunos pueblos de orígen puro en el rio del Fuerte, menos aun en el de Sinaloa y muy pocos en el resto del territorio, siendo de notar que la nacion azteca ha disminuido mas notablemente que las otras, á causa quizá de que en las hermosas tierras que ocupaba, debió ser mas pronto reemplazada por el codicioso conquistador, ó de que su índole se prestaria mejor ahí a la asimilacion con los españoles.

Hoy los habitantes de esta parte de México deben ser clasificados en blancos ó criollos, descendientes de los europeos; mestizos, mezcla de los blancos é indios, que forman la gran mayoría del país y constituyen una raza gallarda y bella; indios, que son el resto de las razas primitivas, cuya clasificacion apenas en la historia se conserva, y cuyo número va disminuyendo rápidamente; y mulatos, descendientes de los negros cimarrones que habia en la costa de Mazatlan. Aunque en poco número, también hay individuos de las razas mongólica y negra.

 

De las nueve familias en que el Sr. Pimentel clasificó el grupo mexicano-ópata de las lenguas habladas en México, dos contienen idiomas usados en Sinaloa, á saber, la familia mexicana y la ópata pima.

Esta última tiene en el Estado cinco idiomas: el tepehuan, el tarahumar, el cahita, el vacorehue y el acaxee.

El tepehuan es usado por los individuos de esta nacion, que ya dijimos corresponia en muy escasa parte al Estado.

El tarahumar se halla respectivamente en el mismo caso que el anterior.

El cahita se subdivide en tres dialectos: el primero y el segundo son el yaqui y el mayo, que hablan las tribus establecidas en las márgenes de los rios que llevan los propios nombres, en el actual territorio del Estado de Sonora: el tercero es el tehueco ó zuaque, usado por los tehuecos, zuaques, sinaloas y otras tribus en el Estado de este nombre.

El dialecto mayo está muy extendido entre los indígenas de los rios Fuerte y Sinaloa, quizá por las inmigraciones de los de aquel rio á estos últimos, á consecuencia de los trastornos revolucionarios y persecuciones que han sufrido en Sonora.

El vacoregue ó guazave era el idioma de dichas tribus y de los ahomes, batucaris, y comoporis en este mismo Estado.

El acaxee ó topia, comprendiendo el sabaibo, el tebaca y el xixime, se hablaban por las tribus del propio nombre, según se han clasificado.

La otra familia lingüística mexicana está representada en esta parte de la República por el dialecto sinaloense del idioma azteca, que era el mas generalizado y se hablaba aun por los que tenían otro idioma natal.

Sinaloa es el último Estado al N. O. de la República, en que se hablaba el azteca.

Las lenguas perdidas, segun el Sr. Orozco y Berra, son: el zoe, baimena, huite, ocoroni, nio, ohuera, cahuimeto, chicorato, basopa, mediotaguel, tahucea, pacasa.

En los tiempos presentes, el idioma general es el español, que hablaban tambien todos los indígenas; y apenas en uno ó en otro pueblo de estos se suele oir el armonioso sonido de las lenguas aborígenes que están á punto de extinguirse.

En el Estado, conforme á las leyes de Reforma, hay tolerancia de cultos; pero la religion católica predomina en todo él. Mazatlan es la poblacion donde puede haber mayor número de sectarios de otras religiones, pero no han llegado á establecer ahí templo alguno.

Damos en seguida una ligera noticia de la historia eclesiástica de Sinaloa.

En un principio perteneció á la diócesis de Jalisco, después á la de Durango. En 7 de Mayo de 1779, S. S. Pio VI erigió en obispado á Sinaloa y Sonora, agregándoles las Californias, las cuales fueron segregadas de dicha mitra hácia el año de 1840.

El primer prelado que visitó esta diócesis fue D. Fray Juan del Valle, obispo de Guadalajara; después D. Fray Gonzalo de Hermosillo, primer obispo de Durango, que murió en Sinaloa en 28 de Enero de 1631, trasladándose su cadáver á aquella ciudad en 1667, D. Pedro Tamaron, también obispo de Durango, murió durante su visita en Bamoa el 21 de Diciembre de 1768.

El primer obispo de Sonora (con este nombre se llamaban genéricamente las dos provincias de Sinaloa y Sonora) fué D. Fray Antonio de los Reyes, que gobernó la diócesis desde 1 ° de Mayo de 1783 hasta 12 de Febrero de 1788 en que murió. Su vicario general D. Miguel Antonio Cuevas la gobernó en sede vacante hasta Diciembre del mismo año.

Segundo obispo, D. Fray José Joaquín Granados, que gobernó desde dicho mes de Diciembre hasta 30 de Marzo de 1794 en que fué trasladado al obispado de Durango.

Tercer obispo, D. Fray Damian Martinez de Galinzoga: gobernó desde 7 de Setiembre de 1794 hasta 7 de Junio de 1795, en que fué trasladado al obispado de Tarragona en España.

Cuarto obispo, D. Fray Francisco de Jesús Rouset: gobernó la diócesis, antes de consagrarse, desde 19 de Julio de 1796, tomó posesión ya consagrado en 1799 y murió el 14 de Abril de 1814. Fundó una cátedra de latinidad y se empeñó en la ereccion de un seminario y de una catedral, dejando para el efecto mucha piedra labrada.

Desde su muerte hasta 18 de Agosto de 1817 gobernó la mitra en sede vacante D. Joaquín Calvo, y después el Lic. D. Francisco de Angulo hasta el advenimiento del prelado que sigue.

Quinto obispo, D. Fray Bernardo del Espíritu Santo, quien gobernó desde 18 de Mayo de 1818 hasta 23 de Junio de 1825 en que murió.

Sexto obispo, D. Ángel Ma. Morales, dignidad maestre-escuelas de la catedral de Morelia, renunció antes de tomar posesion del gobierno eclesiástico de Sonora. Gobernaron la mitra en sede vacante: D. Miguel Ma. Espinosa de los Monteros (ignoramos las fechas del principio y fin de su gobierno); D. Salvador Salido, de 28 de Junio de 1828 hasta 23 de Enero de 1830; Lic. D. Francisco de Orrantia, de 23 de Enero citado hasta igual fecha de 1834; D. Juan Nicolás Quiroz y Mora, de 23 de Enero de 1834 hasta Enero de 1838.

Sétimo obispo, el Dr. D. Lázaro de la Garza y Ballesteros, cura que fué del Sagrario de México: con fecha 24 de Enero de 1838 tomó posesion de la mitra en la iglesia del Rosario, como sus antecesores, comunicando de ahí al gobernador eclesiástico en Culiacán, que cesaba en sus funciones, y entró a esta ciudad el 8 de Febrero siguiente.

Este prelado fundó desde México en 26 de Setiembre de 1837 el Seminario de Culiacan, dotándolo y decretando sus constituciones, y verificó su inauguracion el 8 de Octubre del año siguiente en una casa particular, mientras se construían los departamentos indispensables en el edificio que con tal objeto comenzó á fabricar, lo que logró á los pocos anos. Comenzó tambien la construccion del templo que todavía no se concluye en dicha ciudad.

Promovido al arzobispado de México, cesó en su calidad de obispo de Sonora el 23 de Diciembre de 1850 y á los pocos dias marchó para aquella capital, dejando de gobernador y vicario capitular en sede vacante á D. Juan Francisco Escalante, cura que era de Hermosillo, quien gobernó la mitra hasta la llegada de nuevo prelado.

Octavo obispo, D. Pedro Loza, rector que fué del Seminario, quien tomó posesion el 3 de Diciembre de 1852. Sufrió dos destierros en tiempo de la guerra de Reforma: el primero á Sonora, para donde salió de Culiacan el 17 de Noviembre de 1858; y el segundo a Acapulco. Para donde fué enviado de Mazatlan el 21 de Diciembre de 1860, y de ahí pasó á San Francisco en la Alta California, de donde regresó el 2 de Junio de 1865 á Mazatlan, pero no llego á Culiacan hasta que terminó en el Estado la guerra de intervención francesa.

En sus ausencias desempeñó el gobierno eclesiástico D. Jesús Ma. Uriarte rector del Seminario, quien fué perseguido y vivió oculto por mas de cuatro años, hasta que en 1866 pudo aparecer sin peligro, restituyéndosele la casa episcopal y el edificio del Seminario, que se habían destinado á oficinas públicas, el último de los cuales se volvió á inaugurar el 24 de Setiembre.

Promovido el Sr. Loza al arzobispado de Guadalajara, salió para dicha ciudad en Diciembre de 1868, dejando el gobierno al mismo Sr. Uriarte.

Noveno obispo, D. Jesús Ma. Uriarte, quien tomó posesion en 10 de Abril de 1869, y gobierna actualmente la diócesis.

La antigua Sinaloa fué la primera provincia de que se encargaron los jesuitas en la Nueva-España, llegando á aquella en 1591. Casi todos los templos que se ven en los pueblos de las misiones confiadas á su cuidado, fueron construidos por ellos, y presentan un carácter de solidez que el tiempo no ha podido quebrantar. En el resto del Estado no presentan las construcciones religiosas esa fisonomía especial y propia de las de los jesuitas. Estos misioneros fueron expulsados el ano de 1768.

No tenemos datos para publicar un estado de los curatos y vicarias de la diócesis.

 

Del sistema de gobierno y de la administración pública

El Estado de Sinaloa es uno de los veintisiete que componen la federacion mexicana. Soberano é independiente en todo lo que concierne á su régimen interior, delega sus facultades en los poderes de la Union respecto á los puntos expresos en el pacto federal consignado en la Constitución de 5 de Febrero de 1857.

Para formar los poderes de la Union, concurre el Estado con los demás á elegir popularmente presidente de la República y magistrados de la Suprema Corte de Justicia, y envía cuatro diputados y dos senadores al congreso nacional.

Para este efecto se divide en cuatro distritos electorales, formados como sigue:

Habitantes

1°. Rosario, Concordia, Mazatlan: cabecera, Villa-Union. 53 894

2°. San Ignacio, Cosalá: cabecera, Elota 21 265

3°. Culiacan, Badiraguato, Mocorito: cabecera, Culiacan 45 988

4°. Sinaloa, Fuerte: cabecera, Ocoroni 46 884

El Estado á su vez recibe del centro los funcionarios y empleados que en su desarrollo gerárquico constituyen la organización del gobierno federal, con excepcion del gobernador que elige el Estado, y que es al propio tiempo el primer funcionario de este, el primer agente político de aquel y un lazo de unión entre ambos.

Las oficinas y empleados federales que en consecuencia de lo expuesto residen en el Estado, son los siguientes: el Tribunal de Circuito, el juzgado de Distrito, la Jefatura superior de Hacienda, las Administraciones principales de Correos y del Timbre, la Administracion de la aduana marítima de Mazatlan, todas las cuales funcionan en esta última poblacion, así como la Capitanía del puerto.

También existe en la propia ciudad un comandante militar con una guarnicion que ordinariamente fluctúa entre 500 y 1 000 hombres, y que en muchas épocas ha solido turbar la tranquilidad pública, y aun tiranizar al Estado, en vez de defenderlo.

En San Ignacio, Cosalá, Culiacan, Mocorito, Sinaloa y Fuerte, hay Administraciones subalternas de correos, y en Rosario, Concordia, Escuinapa, Copala, Pánuco, Villa-Union, Guadalupe de los Reyes, Altata, Capirato, Bacubirito, Choiz y otros lugares, hay agendas del mismo correo, así como del timbre en todas las referidas poblaciones.

En Culiacan existe la oficina de la casa de Moneda, y suele haber en dicha ciudad una guarnicion federal de 50 á 150 hombres. El gobierno del Estado es republicano, representativa popular, y se divide para su ejercicio en legislativo ejecutivo y judicial.

El legislativo se compone de un diputado por cada distrito, lo que no es muy democrático, pues la representacion, en vez de ser popular y proporcionada al número de habitantes, es entitativa.

Entre otros requisitos para ser diputado, se necesita tener un año de residencia en el Estado, disposición que tiende á excluir el provincialismo.

La eleccion de diputados, como la de todos los demás funcionarios que deben ser nombrados popularmente, es directa, y el voto secreto, para mas garantir la libertad del sufragio.

El congreso se renueva totalmente por bienios, y tiene dos periodos de sesiones ordinarias en cada año; el primero comienza el 15 de Setiembre y acaba el 15 de Diciembre, y el segundo comienza el 15 de Marzo y acaba el 15 de Mayo.

El poder ejecutivo se deposita en un gobernador, que dura cuatro años, y no puede ser reelecto sino cuatro despues de haber cesado en sus funciones, comenzando su periodo el 27 de Setiembre del año de su renovación.

Puede ser electo para tal encargo cualquier mexicano en ejercicio de sus derechos, con tal que tenga un año de residencia en el Estado y los demás requisitos constitucionales.

Un vice-gobernador, con las mismas calidades y electo de la propia manera que el gobernador, cubre las faltas de este, y en defecto de ambos desempeña el poder ejecutivo el presidente del Supremo Tribunal de Justicia.

Para el despacho de los negocios del gobierno hay un secretario, que tiene mancomunada su responsabilidad con la del gobernador.

En cada una de las cabeceras de los diez distritos del Estado hay un prefecto que se elige popularmente cada dos años, sin poder ser reelecto sin pasado igual período.

En cada una de las municipalidades, que deberán tener a lo menos una población de 3 000 habitantes, hay un director político, cuyo encargo dura un año, y no le está prohibida la reeleccion. En las municipalidades centrales el prefecto hace las veces de director político.

Los prefectos son los agentes inmediatos del gobierno, y los directores lo son de los prefectos.

En cada municipalidad hay un ayuntamiento, cuyos miembros no bajan de tres ni exceden de nueve, electos popularmente, y alternándose cada año su renovación por mitades.

El ayuntamiento ejerce en cada municipalidad el poder legislativo con relación á los objetos de su incumbencia, y el prefecto ó director político en su caso el poder ejecutivo en cuanto á las disposiciones de importancia ó interes general, pues las demás se ejecutan por las comisiones ó por los agentes del ayuntamiento en la cabecera, ó por los síndicos que debe haber en cada alcaldía.

La autoridad política, ó ejecutiva municipal, tiene el derecho de hacer observaciones á los acuerdos legislativos que deba comunicarle el ayuntamiento, y el deber de oponerse á que se cumplan, cuando contrarien las leyes federales ó del Estado, ó sean capaces de trastornar el órden público, en cuyos casos dará cuenta al Congreso para la debida resolucion.

En cada cabecera de distrito hay un administrador de rentas, dependiente del tesorero general del Estado que reside en la capital: los administradores nombran bajo su responsabilidad en los pueblos del distrito los receptores ó colectores que juzgan necesarios.

La hacienda del Estado se forma principalmente, sin tener en cuenta otros ramos, de las contribuciones directas é iguales, que producen mas de 40 000 pesos al año, y de las alcabalas, que producen mas de 100 000; no siéndonos posible ser exactos y pormenorizados en este punto por las oscilaciones que sufren los productos de dichas rentas.

Pero los rendimientos del fisco al año son de $ 180 000 a 200 000, y el presupuesto de egresos siempre es superior, por los gastos que hace años están originando los trastornos públicos, y por el consiguiente empobrecimiento del Estado.

Las propiedades rústicas y urbanas importan algo menos de seis millones de pesos, según datos oficiales; pero puede asegurarse que estos son inexactos y que el valor de aquellas pasa de ocho millones.

El poder judicial se deposita en un tribunal compuesto de tres ministros y un fiscal, en jueces de primera instancia y en alcaldes.

Los ministros del tribunal son electos popularmente, duran en su encargo cuatro años y pueden ser reelectos, con excepción de los que por haber turnado en la presidencia hayan llegado á desempeñar el poder ejecutivo.

No funcionan más que en una sola sala, excepto cuando el tribunal conozca de los negocios desde su principio; ni hay en los asuntos judiciales mas que dos instancias, sin otro recurso.

En cada cabecera de distrito hay un juez de 1a instancia, nombrado por el tribunal, cuya duración es de cuatro años. En Mazatlan hay dos, y en Culiacan ha solido haber el mismo número, según las circunstancias.

En cada cabecera de alcaldía hay un alcalde, electo popularmente, que dura un año en su encargo, y que aparte de sus funciones judiciales, es un agente inmediato de la autoridad política de la municipalidad en el ramo administrativo, menos los de las cabeceras de municipalidad que solo ejercen como jueces.

En cada celaduría hay un celador, que es la última autoridad en la gerarquía política del Estado, y cuyos agentes natos son los dueños ó administradores de los ranchos foráneos, cuando la celaduría se compone de mas de uno de estos. En las poblaciones grandes, los gefes de cuartel dependen de su autoridad política, y los de manzana de los de cuartel.

 

Tomado del libro; SINALOA textos de su historia, Ortega, Sergio; López Mañón, Edgardo (compiladores), Gobierno del Estado de Sinaloa, Instituto de Investigaciones Dr. José María Luis Mora, México, D.F., 1987.

 

Cosalá en el estado de Sinaloa, México
Cosalá en Sinaloa, México

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *