Escudo de Badiraguato, identidad sinaloense

Identidad sinaloense

Escudo del municipio de Badiraguato

 

Por:  Martha Lilia Bonilla Zazueta

Badiraguato se fundó en 1605 por el jesuita Hernando de Santarén y hecho municipio el 25 de agosto de 1917. Pertenecía al distrito de Culiacán. Sus principales cultivos son el sorgo, cártamo, frijol, ajonjolí y maíz; ganadería con ganado bovino; su riqueza forestal se localiza en Surutato, San José del Barranco y San José del Llano. Población total 45,374 habitantes.

Escudo

Fecha de decreto: septiembre de 1978. Lo elaboró Miguel Ángel Velázquez Tracy.

Descripción

Exposición: de las ocho formas clásicas del escudo, se ha tornado como fundamento la española, para que aunando a la bordura imitando el adobe que a su vez se utiliza para simbolizar la antecesion indígena, nos dé la conjunción mestiza de nuestro origen. El fortín de cuatro plazas que corona la bordura siendo del mismo material significa los pueblos de Conimeto, San Juan, Santa Cruz y Alicama, que fueron los que formaron la primera comunidad hispano-indígena en el valle de Badiraguato, fundada por Hernando de Santarén en la misión de los acaxees en 1605.

La banda que troncha el escudo con las huellas de pies que se dirigen de noroeste a sureste y de oriente a poniente, simbolizan el paso de las tribus nahoas por el solar sinaloense y el repliegue de los aborígenes acaxees y xiximes, hacia la sierra como principio de poblazon de la región.

 

El águila explayada de bronce representa a la Patria Mexicana que cubre y protege al estado de Sinaloa y a Badiraguato por ende.

 

El cielo en su color es el horizonte dilatado por México y para las patrias chicas en el futuro

Las llamas son imágenes de los movimientos liberales que culminaron con los estatutos jurídicos de 1857 y 1917.

 

El primer cuartel en sable para simbolizar la oscuridad de la prehistoria con la figura del río Badiraguato como único testigo.

 

El segundo cuartel con fondo de oro, que refiere el motivo que movió el ánimo de los primeros descubridores de estas tierras, Buscadores del precioso metal, tales como Francisco de Ibarra, quien a principios de 1564, viniendo de Elibar, Durango, cruzó la sierra de Topia hasta Culiacán, siendo el primer español que pisó esta región en plan de conquista; sin lograrlo, tal hecho consignado en el escudo con el pendón morado de Castilla astado con una lanza caída, el árbol en forma de cruz y la fecha 1605, simbolizan como ya se ha dicho, la verdadera conquista del valle de Badiraguato por el jesuita Hernando de Santaren.

 

El tercer cuartel en sínople con figura de los cerros y el pico y la pala establece la única fuente de la vida durante la colonia para la región, con las minas de Careatapa a 5 leguas y las de San Ignacio y Bamopa a 16.

 

El último cuartel en plata, para representar la fuente de trabajo al crear el pueblo cuyo nombre en lengua cahita-tarahumara, quiere decir: «Lugar de muchas golondrinas», que a su vez se ha representado en el cuartel con una construcción semibarroca de ladrillo y una golondrina en vuelo.

 

 

Tomado de; 18 Encuentros con la historia, revista cultural Presagio, 2000.

 

 

Escudo de Badiraguato
Escudo del municipio de Badiraguato, Sinaloa, México

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *