Gustavo Adolfo Salinas Camiña

Personajes en Sinaloa

Héroes de la Revolución Mexicana

 

 

GUSTAVO ADOLFO SALINAS CAMIÑA

 

El periodo en donde el coahuilense Gustavo Adolfo Salinas Camiña a su paso por el estado de Sinaloa se registra en la historia estatal y nacional de manera sobresaliente, ya que fue el primer piloto aviador que utilizó a nivel mundial un avión como arma para bombardear en enfrentamiento velico. Este hecho se escenifico durante la Revolución Mexicana en el transcurso del hecho de armas desarrollado en el puerto de Topolobampo, municipio de Ahome, al norte del estado de Sinaloa, México en el año de 1914.

Ante el escenario presente en ese tiempo respecto al orden mundial, se creó la idea y necesidad de que el ejército revolucionario debía de contar con aeroplanos para el transporte en principio y facilitar el traslado de distancias medias y largas. Por lo que el entonces Primer Jefe del Ejército Constitucionalista, Venustiano Carranza instruyó a Gustavo A. Salinas Camiña en base a sus conocimientos y experiencia, que gestionara la compra de un avión en los Estados Unidos de Norteamérica, hecho que este realizó con éxito.

El Jefe Constitucionalista Venustiano Carranza como estrategia entregó el aparato al experimentado general Álvaro Obregón para que por conducto de él se viera la eficiencia del uso del avión a la causa revolucionaria en el noroeste del país, la historia nacional y mundial registra a este avión como el primer vehículo aéreo en ser utilizado como arma de guerra, al realizar múltiples arrojos de artefactos de combate lo que se tradujo en el primer bombardeo aéreo-naval en el espacio del mencionado puerto sinaloense de la costa del Pacífico, Topolobampo.

El objetivo del bombardeo era el cañonero Guerrero, de la marina de guerra nacional del gobierno usurpador de Victoriano Huerta, acción que descontrolo a los mandos del navío por lo inusual de la acometida sufrida, obligándolo a retirarse mar adentro.

Gustavo A. Salinas Camiña nació en el poblado de Cuatro Ciénegas, estado de Coahuila, un día 17 de julio de 1893. Sus Emilio Salinas, cuñado de Venustiano Carranza, y de Ana María Camiña le dieron buena educación escolar en su ciudad natal, una vez culminados sus estudios primarios, lo mandan a continuar su instrucción a Nueva York, Estados Unidos, en donde se matriculó en la carrera de piloto aviador en la escuela de Moissant, obtuvo su título como piloto aviador en septiembre de 1912.

Era la época de convulsión social en el país, la revolución ya estaba en marcha a su regreso, su convicción de que México requería un cambio en las formas de gobierno hacen que ofrezca sus servicios al gobierno de Madero en su calidad de piloto aviador, el Apóstol lo incorpora al ejército para que combatiera a las fuerzas opositoras al ideario de Madero en la figura del grupo orozquista en el estado de Chihuahua.

En 1913 con motivo del desacuerdo de los grandes grupos revolucionarios derivado de la Convención de Aguascalientes decide unirse al movimiento constitucionalista comandado por Venustiano Carranza con quien ya expresamos los unía familiarmente, Gustavo A. Salinas Camiña fue comisionado en las fuerzas de Álvaro Obregón quien comandaba el Cuerpo de Ejército del Noroeste fracción del Ejército Constitucionalista.

Gustavo Adolfo Salinas Camiña además de solvente aviador, fue un experimentado artillero, hecho que Álvaro Obregón sabía, por lo que lo nombró jefe de su artillería en su combate a las fuerzas del general Francisco Villa.

Gustavo A. Salinas, representa a nivel nacional el primer general de división que tuvo la Fuerza Aérea Mexicana; al término de la lucha revolucionaria fungió como agregado militar en Francia, Inglaterra y Bélgica; estuvo a cargo de la Fundición Nacional de Artillería.

El año 1929 se le ve apoyando al movimiento escobarista. Ocupó el cargo de Director General de Aeronáutica Civil en tiempos de la Segunda Guerra Mundial, también en dicho periodo participó como organizador del Escuadrón 201, que combatió en Filipinas.

El general Gustavo Adolfo Salinas Camiña ganó por su destreza en el manejo de armas, el campeonato nacional de tiro con pistola y rifle e impulsó este tipo de deportes en México.

Su experiencia profesional y los meritos obtenidos en las campañas donde participo le valieron para obtener condecoraciones de los cuerpos de aviación de Francia, Estados Unidos y Perú.

El general Gustavo Alonso Salinas Camiña murió en su tierra natal, en Cuatro Ciénegas, el día 5 de marzo de 1964.

 

Gustavo Salinas Camiña
Capitán aviador Gustavo Adolfo Salinas Camiña; personajes en Sinaloa, héroe de la Revolución Mexicana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *