Iglesia de San José de Copala; templos del estado de Sinaloa México

Los templos del Estado de Sinaloa México

IGLESIA DE SAN JOSE DE COPALA

 

Por: Miguel Valadéz Lejarza

El 19 de marzo de 1740, por iniciativa del Marqués de Pánuco, se principia la construcción de la parroquia dedicada a San José, esposo de María; es terminada en el ano de 1775.

Obra a cargo del maestro, arquitecto, Jesús Ortigoza, mas éste no estuvo presente en el desarrollo de la misma; a su mestre o maestro de origen español se le debe el desarrollo de la misma; se le conoció por el nombre de señor de Navarra y Vizarra o Vizcarra, quien provenía de la ciudad de Guadalajara; también intervino en la edificación de la Iglesia de San Sebastián, Concordia.

Templo de estilo barroco, sólido, amplio, con profusas líneas de adomos exuberantes fue consagrada en los finales del siglo XVII, por José María de Jesús Portugal, obispo de Sinaloa y Sonora.

Posterior a la «epidemia del cólera» de los años 1849-1850, se anexaron al templo, en los laterales del altar mayor de San José, dos altares más; uno, dedicado a Jesús de Nazareno y el otro a la Virgen María, por iniciativa de los antiguos residentes de la población y sobrevivientes de la epidemia, con la cooperación de ellos mismos, entre los cuales se encontraban don Mónico Cañedo, don Isidro Arellano y don Balbino Lerma.

En el año de 1830, el templo fue profanado y robado por desconocidos.

En el año de 1844, se instalaron las losetas de adoquín del piso, que aún se encuentran en uso en esta iglesia, pues el anterior piso era de empedrado ligero, muy durable pero incómodo.

En el año de 1865, durante la Guerra de Intervención Francesa, fue nuevamente despojado de sus ornamentos de oro y plata por los generales Domingo Rubí y Ramón Corona.

En el año de 1893, las paredes de la iglesia sufrieron grandes cuarteaduras debido a las explosiones que se producían en los túneles de la mina de San José de Copala, los cuales atraviesan por debajo del pueblo y templo.

Fue reparada con la contribución de los vecinos del lugar entre ellos la señora Francisca de Hoderness, don Leonardo A.M. Álvarez, don Manuel Borrego, don José Castelo, don Guillermo Trewarta, D.C. Cleofás de Cañedo, don Lauro Muro, don Ignacio Guerrero, don Ignacio Cázarez y don Francisco Echeguren.

Este último donó la estructura de hierro de los gigantescos tornillos tirantes que atraviesan sus costados para que no desgaje, mismos que se instalaron en el año de 1900, con lo cual fue nuevamente abierta al culto después de siete años de clausura por reparaciones.

Este templo cuenta con una torre de dos campanas traídas de España, de la provincia de Huelva.

En su interior, en el costado izquierdo hay un «Diablo», único en su género, en iglesia alguna; en el costado derecho un acceso circular a los altos, el cual se encuentra clausurado por el mal estado. En la parte de la fecha de su fundación 1740, (el 4 casi ha sido destruido), y cerca de esta fecha, labrada en piedra, se localizan los restos de platos de loza de porcelana antigua utilizados en la ceremonia de su terminación en el año de 1775.

Al centra, enfrente en la parte de arriba de la ventana central, una figura de piedra labrada de un «soldado español» custodio de la misma del cual se cuenta la leyenda que escupe al intruso que cruza a su in¬terior, sin ningún respeto, razón por la cual se encuentra viendo hacia abajo.

Cuenta en su interior con dos pinturas al óleo que datan de los Siglos XVI y XVII, una de las cuales relata historias de padres, roys o rabinos y sacerdotes musulmanes; únicas en su género en estas latitudes, fueron estudiadas por expertos del Museo de Nueva York por el año de 1934.

 

EFEMÉRIDES

 

En Copala nació el jesuita Juan Lorenzo Salgado el día 11 de agosto de 1710; ingresó a la Compañía de Jesús en Tepotzotlán el día 17 de noviembre de 1730. Fue misionero de la tribu yaqui, en San José Guaymas, de 1750 a 1759.

Murió desterrado y en prisión, en el convento de los franciscanos de Tabladillo, provincia de Cázarez, Extremadura, el día 14 de enero de 1781.

El capitán don Alonso López del Portillo, después de obtener la encomienda de Copala, de la llamada entonces «Sierra de Nayarit», se casó con la mexicana (criolla) Ana López Trejo, que algunos historiadores conocen por Catalina de Trejo y tuvo tres hijos: Andrés, Miguel y Francisco.

En Copala nace don Carlos López Portillo, abogado. Ocupó los cargos de juez, procurador, secretario general de Gobierno y magistrado de Sinaloa.

 

Tomado de: Presagio, Revista de Sinaloa; número 78, páginas 46-47.

 

 

Templos de Sinaloa; iglesia de Copala, Concordia
Iglesia de San José de Copala, Concordia, Sinaloa, México

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *