La agricultura, la pesca y las salinas en la antiguedad; historia de Sinaloa México

Historia de Sinaloa México

 

LA AGRICULTURA, LA PESCA Y LAS SALINAS EN LA ANTIGUEDAD

 

Por los primeros españoles que llegaron a los territorios sinaloenses, sabemos que los indígenas aprovechaban el agua de los ríos para sembrar dos veces al año. Cultivaban maíz, frijol, calabaza y melones que sembraban a corta distancia de sus casas. Recogían la cosecha tres meses después, y cuando se agotaba lo que habían cosechado recurrían a los frutos silvestres que encontraban en los montes. Ahí recogían las raíces de varias yerbas y las frutas de árboles como el mezquite, que molían y bebían con agua. También se alimentaban de tunas y pitahayas.

Hacían sus comidas dos veces al día, en la mañana y a la puesta del sol. Les gustaba comer mazorcas asadas y cocidas, tortillas, frijoles cocidos, calabazas asadas o cocidas y pescado. De las calabazas hacían tasajos que ponían a secar al sol y que así les duraban mucho tiempo y eran muy dulces. A veces hacían una bebida muy fresca de masa o harina de maíz con agua, y otras hacían un vino del maíz.

También aprovechaban las plantas de los magueyes que sembraban cerca de sus casas; de unas sacaban el mezcal y de otros hilos para los mecates. Con las puntas hacían agujas, y cuando las plantas estaban maduras las cortaban en pedazos que asaban en un hoyo quedando los trozos muy dulces

Los primeros jesuitas que llegaron a territorios de Sinaloa observaron que los indígenas eran muy trabajadores y que las mujeres sinaloenses no se quedaban atrás pues eran muy empeñosas: ayudaban a sus maridos en las sementeras y además de hacer la comida, hilaban y tejían. Hilaban con unos palitos largos que les servían de husos. Una punta la colocaban entre los dedos del pie, estando sentadas, y la otra punta la ponían sobre un palo o piedra lisa, donde con la palma de la mano, la torcían aprisa. Tejían en unos telares de cintura. De unas estacas que encajaban en el suelo amarraban los hilos hasta su cintura y en esa forma tejían siempre hincadas.

 

Además de la agricultura y de la recolección de frutas y raíces, los indígenas del territorio de lo que hoy es el Estado de Sinaloa se dedicaban a la pesca. La región de Chametla llamó la atención de los españoles por la forma en que los indígenas pescaban y por la enorme cantidad de pescado, ostión y camarón que allí se recogía.

Los indígenas pescaban principalmente bagres, mojarras, lisas y robalos. Lo hacían con redes en el mar, en los esteros y en las caletas, que son abundantes en las costas de Sinaloa. Otras veces mataban los peces a flechazos, particularmente en los esteros que tenían poca agua, y donde también encontraban ostiones, almejas y otros mariscos.

Además de ser buenos pescadores eran grandes nadadores. Desde muy niños aprendían a nadar y era una costumbre muy frecuente la de que los niños se bañaran en los ríos, dos o tres horas diarias.

Los indígenas aprovechaban diferentes tipos de salinas: la de las salinas donde la sal se cuajaba sobre la tierra cuando el agua subía a la playa en los meses de verano, y la de las salinas que se formaban en algunos charcos que se llenaban con agua de las mareas y donde cuajaba una sal «piedra» que los indios quebraban con palos largos y fuertes. Allí se zambullían para sacar grandes pedazos de sal.

La sal que se obtenía en pueblos como Chametla o Navito servía no sólo para la alimentación sino también para comerciar con quienes no la poseían,

Aunque los indígenas de Sinaloa eran diestros en el uso del arco y la flecha y muy aficionados a la caza, se estima que no eran afectos a comer la carne de los animales que cazaban (venados, jabalíes, liebres y conejos) y que solo utilizaban su piel.

 

Tomado del libro: SINALOA, tierra fértil entre la costa y la sierra, Monografía Estatal, SEP, México, 1982.

 

 

La agricultura, la pesca en el Sinaloa antiguo
La agricultura, la pesca y las salinas en el Sinaloa antiguo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *