La Partida; poemas sinaloenses

Sinaloenses Poemas

 

LA PARTIDA

 

Por: Clemente Carrillo

 

Partió Alba de Acosta

silueta Hundida en rojizo ocaso.

 

Por FUE here,

su sombra Delante

agigantándose con la Luz

Una tarde de

Que le partia la espalda

y le encendia la planta.

 

Por aqui fue …

rastro y tránsito en la quemante arena.

¡Preguntad a Los Guijarros de su paso!

Y el sol de la tarde recortaba su Figura

levantada!

 

¿Por Dónde FUE?

La nariz,

un punto Un camino partir de

llevándose las huellas en el SUS Plantas.

 

¡Alba!

¡Cuánto lloran los salsas!

¡Cuánto llora el silencio de los campos!

¡Cuánto Estoy Llorando, desventurado, Alba!

y Todas Las veredas te Buscan

y Todos los horizontes Te llaman.

y Todas Las pupilas te anhelan.

 

¡Cuanto llanto Tras de ti es vereda!

Tu verso presagio ONU FUE

Tu canto FUE Una Oración

Testamento adiós de y,

ONU verso.

Cumplido Será, Alba, Sera.

Serás promesa en los campos,

Lagrima En Los caudales llorosos de los ríos

y canto y murmullo, Oración y Mensaje

en la voz de tu pueblo.

 

Reirás En Cada ocaso

y despertáras En Cada aurora.

 

¡La tierra es tuya! Estarás here, clavada, Alba

Al Fin Raíz y espiga, esbeltez y flor.

 

Tomado de; Presagio, Revista de Sinaloa; Número 14, 37 paginas.

 

Poemas de sinaloenses;  La Partida
La Partida; poema de Clemente Carrillo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *