Niña de la calle, poema sinaloense

 

Poema sinaloense

 

Niña de la calle

 

De  Irma Garmendia

 

Huérfana y sin ti, creciste.

Sobre tu ser

se ahondaron los tintes

y los rostros

de la vejación y del miedo.

 

Ninguna huella de sonrisas

supo dibujarse

en las núbiles morbideces

de tu cuerpo.

 

No hubo sangre roja ni azul

que supieran defender

ni a tu alma ni a tu piel,

desmadejada prematuramente

en los antros del insulto

y de la muerte.

 

Ahora yaces

soledosa y pulida,

amortajada con la inerme luz

de tu silencio

y de la innegable

presencia y plenitud

de todas las ausencias…

 

Tomado de: Lunarios, Garmendia, Irma, Gobierno del Estado de Sinaloa, Archivo Histórico General, talleres gráficos Once Ríos Editores, Culiacán Sinaloa, 2004.

 

 

Niña de la calle, poema sinaloense
Poema de Irma Garmendia, «Niña de la calle»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *