Poesía de Sinaloa, Carlos McGregor Giacinti

Poesía de Sinaloa

 

Carlos McGregor Giacinti

 

ROMANCE DE BRONCE Y PLAYA

 

Cauda de luz, un romance,

—romance de bronce y playa—,

cubre de piel la ribera

con carne de sus entrañas:

 

En la línea de su costa

se duermen cuatro distancias,

como cenefas prendidas

con broches de espuma y agua. . .

 

¡Tienen cuerpo de mujer

sus marinas asonancias. . .!

 

Carne de sol el romance,

de bronce por la mañana,

carne de sol, por la noche,

la luna lo vuelve plata.

 

¡Tu vida en una mujer,

romance de bronce y plata. . .!

 

No se bordan lentejuelas,

morena, si vas descalza,

camino de las marismas

paseando tus arrogancias:

la arena pringa de luces

el raso de tus pisadas,

y alternatives cocuyos

sobre tus pies despedazan,

—haz de colores—, un iris,

que matiza tus sandalias.

 

¡Cómo circunda el romance,

—romance de bronce y playa—,

tus formas de costa virgen

contra el aire acaneladas!

 

Y es que lo mismo eres tú,

morena de piel tostada,

que el relumbre de la arena

cuando sofoca sus ansias

un tibio calor de agosto

templado de madrugada. . .

 

Quemas un cuerpo de tierra

con el fuego de tus plantas,

mientras tus plantas se queman

al contacto de sus llamas. . .

 

. . .y está tu cuerpo, desnudo,

en las arenas mojadas,

calcinando con tus senos

tu propia sombra salada…!

 

Tu vida es una mujer,

romance de bronce y playa,

piel de tu piel, para siempre,

en tu ribera plasmada:

 

Carne de sol en el día,

carne de luna y de plata

en el silencio maduro

de cuatro ausencias lejanas.

 

¡Hombros de arena tendidos

en éxtasis de distancias…!

 

¡Pelo lacio desflecado

con desdén y extravagancia. . .!

 

¡Perfil de formas nocturnas

sobre el tapete del alba. . . !

 

¡Tropicales senos combos

de juventudes tempranas,

impregnando los espacios

de redondez y fragancia.. .

 

Tu vida es una mujer,

romance de bronce y playa,

cuerpo de costa perdido,

en cuatro pupilas de agua.

 

Sinaloa; el romanticismo de sus poetas

 

Carlos McGregor Giacinti
Carlos McGregor Giacinti, poeta sinaloense

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *