Poesía de Sinaloa, Gilberto Owen

Poesía de Sinaloa

 

 Gilberto Owen (1905-1952)
 

LA CANCIÓN DEL AMOR TARDÍO

 

¡Si yo amarte pudiera, alma noble y pequeña!

Llegas cuando mi vida ya es un arenal;

Si pudiera ofrecerte un tesoro que sueña

tu insensatez romantica y pueril, que se empeña

En que florezca el seco tallo de mi rosal. . .

 

Que mas quisiera, ¡triste de mí! que anclar mi nave!

Pero el remanso este lejos de mi dolor;

ya el corazón inhóspito arbusto es para el ave,

y en mi pecho, pletórico de hieles, ya no cabe

el tesoro mil-y-una-nochesco de tu amor.

 

Si tú pudieras ser la nueva primavera

Que es justo que suceda en este precoz invierno ;. . .

Pero seria estéril empeño tu; espera, 

Hasta que llegue el alma juvenil que te quisiera

y diga la aleluya que ya olvidó mi voz.

 

Alma noble, que llamas a la mía cobarde:

si yo amarte pudiera! ¡si pudieras ser tu

mi nueva primavera! pero llegas tan tarde,

tan tarde, que ya en solitario, en un trágico alarde

puedo hacerte un presente, en alma de mujer:

No me pidas, amiga, madrigales;

¡Esta canción ceñuda y pesimista, en que

ahorco en el mástil máximo la esperanza y la fe!

 

Sinaloa; tierra de grandes poetas mexicanos

 

GILBERTO OWEN
Gilberto Owen

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *