Poesía de Sinaloa, Jesús G. Andrade

Poesía de Sinaloa

 

Jesús G. Andrade

 

AZULES SON TUS OJOS . . .

 

Azules son tus ojos, tus ojos de Afrodita,

zafiros engastados en tu pestana blonda;

tu cuerpo es armonioso como la frágil onda

y es blanca tu epidermis, como una margarita.

 

Tus labios son un nido de ternuras arcanas

a donde vuela el ave de mi ensueño imposible;

y tiene tu apacible mirada, la apacible

belleza melancólica de las cosas lejanas.

 

En torno de tu frente gloriosa de querube

fulgura como un nimbo tu rubia cabellera,

que resbala en tus hombros de diosa cual si fuera

un mágico destello de sol sobre la nube.

 

!Oh, tus senos pascuales! ¡Los de blancor divino!

Anforas esculpidas en mármol de Carrara,

de donde, como un tallo de flor mística y rara,

surge, grácil y esbelto, tu cuello alabastrino

 

¡Oh, tu mano de nieve! ;Oh, evocadora mano!

Dedos finos y pálidos que inspiró la Armonía,

que aletean y tiemblan en su triste agonía

como lluvia de pétalos sobre el marfil del piano.

 

¡ Oh tu voz que semeja el amante reclamo

de la dulce paloma! Tu voz que me provoca

para soñar que uniendo tu boca con mi boca,

me digas en beso de adoración: ¡Te amo!

 

Sinaloa; sus grandes poetas

 

 

 

JESUS G ANDRADE
Jesús G Andrade, poeta sinaloense

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *