Poetas de sinaloa, Genaro Estrada

 

Poetas sinaloenses

Genaro Estrada (1887-1937)

 

Brisa

Naranja de la mañana

abre sus brazos la aurora.

Los pájaros picotean

los luceros retardados.

 

Mi gajo, aurora, mi gajo,

que he de despertar ahora.

 

La blusa del marinero

me echa encima la mañana.

El viento que hincha la blusa

me va empujando a la playa.

Ya sopla la brisa, sopla

para ayudarme la carga.

 

De las sombras de mis sueños

migajas siguen los pájaros.

 

La playa peina las olas

con el peine frío del viento.

Ondulaciones de plata

se arregla el agua en el pelo.

El agua se está poniendo

de verde frente al espejo.

 

Los angelitos del aire

agitan sus banderines.

 

Se está lavando la cara

la visita de la aurora.

 

¡Qué juego de finas blondas

teje la espuma en el agua!

Las nubes están bajando

para servir la toalla

y ya la aurora se ha puesto

cintas de sol en la bata.

 

Se va acercando a la costa

la espiral de las gaviotas.

 

Para delicia del baño

el sol calienta las aguas.

Los pájaros bajan, suben

las olas en sube y baja.

Sube el sol el horizonte,

el rebalaje rebaja

y la naranja en la mano

la aurora vuelve a su casa.

 

Se disputan las cortezas

los pájaros en la playa.

 

 

La inspiración de los poetas sinaloenses

Genaro Estrada
Genaro Estrada (1887-1937)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *