Preludio

 

Poesía hecha en Sinaloa

 

PRELUDIO

 

Por: Genaro Estrada

 

A distintos caminos el crucero

por decidir el rumbo de los vientos

ofrece doce en la estación de Enero.

 

Siempre en preludios de contentamientos

nos detenemos por la nueva vía

terminal en los líricos lamentos.

Al paralelo que desgasta el día

el paso a buena gana detuviera

a trueque de cansancio en alegría.

Pero la incitación de la bandera

que señala el peligro, estimulante

al más rendido viajador lo fuera.

 

Y por ser del estímulo excitante

espera la linterna colorada

que en la noche previene al caminante.

Decorativo juego a la mirada,

conviene omiso proseguir el paso.

oponiendo carrera violentada,

pues antes que episodio de fracaso

vale mejor el encontrar vereda

de incertidumbre por el campo raso.

A tal empeño decidir me queda

la ofrecida elección, que he decidido,

de seguir de los aires en la rueda,

 

porque rumbo oficial y conocido

sólo es procurador del deleitoso

y mórbido poema entumecido.

Entregado del viento en el gozoso

maquinar de imprevistas estaciones,

subir la vertical vertiginoso.

Desertor de gastadas emociones

voy, cazador de insospechadas presas,

a quitar la capucha a mis alcones

escépticos de todas las sorpresas.

 

Tomado de: Antología Sinaloense, Higuera, Ernesto, Ediciones Culturales del Gobierno del Estado de Sinaloa, Volumen I, 1958.

 

Poesía Preludio
Preludio: poesía de Genaro Estrada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *